“La cohesión familiar es la base sobre la que se sustenta
una gestión óptima del patrimonio”

~  D. José Ramón Sanz

Después de una carrera de éxitos en la industria de componentes del automóvil,
la familia Sanz Gras, ya en su cuarta generación, ha volcado toda su experiencia
en la Fundación NUMA para aportar una visión innovadora en la gestión del
patrimonio familiar. 

Esta es nuestra historia:

Tienda Pedro Castellón en Madrid

Taller de Castellón S.A. en Madrid.

En 1929 D. Pedro Castellón, excelente mecánico, abre en Barcelona un taller para reparar automóviles. Ante la escasez de medios y materias primas de la época, comienza a producir en su taller los cables y piezas que necesitaba para las reparaciones que le solicitaban.

De esta forma comienza la andadura profesional de la familia Castellón, en la que poco a poco y a pesar de lo inhabitual para la época se van incorporando al negocio las tres hijas del matrimonio de D. Pedro Castellón y Dña. Ana García.

En 1947 D. Luis Gras pasa a formar parte de la familia Castellón al contraer matrimonio con Dña. Nuria Castellón, segunda hija de D. Pedro y Dña. Ana, y se incorpora a la empresa.

Poco después se abre en Barcelona el primer taller de fabricación de cables de acelerador, embrague y freno para el recambio del automóvil.

Apoyado por su esposa Nuria y por el resto de la familia, D. Luis Gras, hombre emprendedor y entusiasta, decide comenzar una nueva aventura en Madrid y en 1950 el matrimonio Gras abre otro taller en lo que es hoy la sede de la Fundación NUMA.

En años posteriores se abrirán más talleres de fabricación en Madrid y Barcelona.

Con los planes de desarrollo para España, da comienzo la producción de automóviles. Fiat-Seat, Citroën y Renault se implantan en nuestro país, lo que supone una gran oportunidad para la familia, que consigue la financiación necesaria para crear Castellón S.A. y construir fábricas en Madrid, Barcelona y Vigo.

Primera piedra Ireflex

Primera piedra de la fábrica de Ireflex.

También se crea la sociedad Ireflex y un centro de I+D, y junto al grupo Peugeot se funda Silenciadores PCG, que en 1993 será vendida a dicho grupo, lo que constituye la primera experiencia de gestión del patrimonio.

D. Luis Gras y Dña. Nuria Castellón crean en 1974 Dalphimetal España tras conseguir una licencia técnica de la empresa francesa del mismo nombre. En su arranque se dedicará a fabricar los primeros volantes de poliuretano.

En 1975 D. José Ramón Sanz entra en la familia Gras al contraer matrimonio con Dña. Marisa Gras Castellón. Desde el primer día se incorpora a las empresas de la familia y pasa junto a su esposa, que ya colaboraba en las distintas empresas familiares, a ser accionistas de Dalphimetal.

D. José Ramón Sanz empieza su andadura profesional en las plantas de producción de Dalphimetal España, recorriendo sucesivamente todas las áreas de la empresa hasta llegar a ocupar la presidencia y su dirección general.

El lema de la familia es “El cliente es el rey”. Aplicado con rigor y profesionalidad conduce a Dalphimetal a una rápida expansión. Comienza en España, con la construcción de fábricas en Vigo, Porriño y Valencia.

Volante con 'airbag' de un Opel Corsa.

En 1987 la empresa alemana Petri, inventora junto a Mercedes del airbag para automóviles, entra en el capital de Dalphimetal, empezando así su expansión internacional. En etapas posteriores se abrirán plantas en el norte de Portugal, Túnez, Francia, Turquía…, delegaciones comerciales por todo el mundo y centros de I+D en Vigo, Valladolid, el Reino Unido y Francia.

En 1990 las distintas ramas de la familia Castellón deciden separar sus actividades industriales a través de un intercambio de acciones entre las empresas de su grupo. Una rama de la familia se queda Castellón S.A., mientras que la familia Gras Sanz continúa con su actividad en Silenciadores PCG y las empresas que ya eran de su propiedad, Dalphimetal e Ireflex.

En 1992 Dalphimetal cierra un acuerdo con la ONCE para crear 400 puestos de trabajo entre sus afiliados discapacitados con el objeto de fabricar volantes de cuero. Se trata de un trabajo que exige tiempo, esmero y unas manos expertas. Llegarán a producir 2,5 millones al año (cinco al minuto) y se recibirán diversos premios en reconocimiento a la labor social de esta iniciativa.

Acuerdo con Nihon Plast

Firma con Nihon Plast.

Inmersa en un proceso de globalización, Dalphimetal cruza participaciones y se convierte en el mayor accionista de Nihon Plast, una empresa japonesa nacida en 1948 con más de 3.500 empleados y unas ventas aproximadas de 925 millones de euros. Con esta operación el nuevo grupo se convierte en el primer fabricante mundial de volantes, siendo Dalphimetal el tercer proveedor europeo de airbags.

En 2005, tras una profunda reflexión y realizando un ejercicio de responsabilidad, la familia Sanz Gras vende su participación en Dalphimetal a su competidor TRW Automotive, cuyas actividades eran complementarias. Esta solución se considera la mejor para dar continuidad al proyecto de Dalphimetal, convencimiento que en los años posteriores se demostrará cierto.

Tras darse a conocer el acuerdo, gran parte del personal de Dalphimetal hace llegar una carta firmada donde agradecen a la familia los años pasados y las decisiones tomadas.

Es el inicio de una nueva etapa. D. José Ramón Sanz, Dª Marisa Gras y sus dos hijos, D. Jorge y D. Alejandro, comienzan un periodo de reflexión que lleva a la creación de un consejo de familia presidido por Dña. Marisa Gras, donde se tratan temas estrictamente familiares, y un consejo de administración presidido por D. José Ramón, desde el que se dirigen las actividades empresariales.

Curso Private Wealth Management Spain (PWMS).

D. José Ramón Sanz y sus hijos asisten en 2006 al curso de gestión del patrimonio familiar que imparte Stuart Lucas en la Universidad de Chicago, un referente en todo el mundo. Como resultado, se hace más clara la visión global y se encuentran respuestas a algunas de las inquietudes de la familia.

En paralelo se pone en marcha la Fundación NUMA. La primera actividad consiste en lanzar el primer programa de investigación, que supone un importante trabajo de campo con entrevistas a diferentes colectivos.

En 2008, a los 91 años de edad, con plena lucidez y con la misma ilusión que le caracterizó a lo largo de su vida, fallece D. Luis Gras, dejando a la familia un gran legado de coherencia, generosidad, responsabilidad y entusiasmo.

En marzo de 2009 la Fundación NUMA, en colaboración con la Booth School of Business de la Universidad de Chicago, imparte el primer curso en España del Private Wealth Management Spain (PWMS), en exclusiva para familias empresarias y desarrollándose desde entonces con carácter anual. Es la aplicación práctica del modelo de gestión del patrimonio y de la cohesión familiar ®.