“Estrategia y Gestión patrimonial de la familia empresaria”. Primera ponencia de José Ramón Sanz en la Cámara de Comercio de Bilbao

29 octubre, 2013

L. Siles y Unai de Artetxe, Secretario y Presidente de la Comisión de Empresa familiar de la Cámara de Comercio de Bilbao; J. R. Sanz y A. Monasterio (Vicepresidente Comisión E. Familiar C.C. Bilbao)

José Ramón Sanz participó como ponente en la Jornada “Gestión y estrategia patrimonial de la familia empresaria” el pasado 23 de octubre en el marco del ciclo de actividades dedicadas a la empresa familiar tituladas “Perspectivas de futuro y oportunidades para la empresa familiar” que organiza la Cámara de Comercio de Bilbao, la Confederación Empresarial de Bizkaia CEBEK y la Universidad del País Vasco a lo largo del 2013. 

A la Jornada, que tuvo lugar en la sede de la Cámara de Comercio de Bilbao, asistieron alrededor de 80 empresas familiares de Bizkaia, en su mayoría PYMES, en la que fue la primera toma de contacto formal del empresariado familiar vizcaíno con las tesis de la Fundación Numa.

Del escepticismo activo a la innovación en el Family Business

Ante los nuevos retos del negocio familiar, José Ramón Sanz, presidente de la Fundación Numa, inició la Jornada alentando a los empresarios a practicar un escepticismo activo, esto es, a replantearse el conocimiento del consenso existente en el área del Family Business y a buscar planteamientos innovadores en la gestión de los negocios familiares que les permitan continuar a lo largo de las generaciones.

Asistieron 80 empresas familiares vizcaínas.

En primer lugar destacó que la familia empresaria tiene un papel capital como motor de continuidad de los negocios familiares y una gran actividad emprendedora. Muchas de ellas, aseguró, “no sólo han creado su empresa core sino que han ampliado su cartera de negocios adaptando de forma dinámica su portfolio de actividades empresariales e inversiones, lo que les ha permitido crear valor y riqueza para su familia y la sociedad”. En este sentido, recientes estudios internacionales (Zellweger, 2011) realizados desde la perspectiva de la familia ponen en solfa el paradigma de la escasa durabilidad de los negocios familiares asegurando que la media de empresas fundadas por familias empresarias es de 5,4.

Además, señaló que el Family Business está compuesto por tres sistemas con características comunes y diferenciales, con reglas de juego diferentes pero interrelacionados entre sí, como son: la familia, la empresa y el patrimonio financiero, donde la gestión de sus interrelaciones es un factor determinante para el éxito.

En base a un modelo de cooperación multigeneracional©, el presidente de la Fundación Numa aconsejó a la familia empresaria establecer una estrategia familiar en base a sus necesidades personales (comunes e individuales) y sus necesidades patrimoniales y valorar de forma realista las distintas alternativas de inversión teniendo en cuenta variables clave como el gasto, el retorno o el riesgo.

Familia empresaria: Claves para gestionar su patrimonio.

José Ramón Sanz señaló que “el patrimonio familiar está compuesto por la familia -con su legado y capital humano, social y emocional-, los activos empresariales y financieros individuales de cada miembro de la familia y los compartidos con el proyecto familiar común”.

José Ramón Sanz, Presidente de la Fundación Numa

Asimismo destacó que es prioritario gestionar los riesgos globales y específicos del Family Business porque la familia, que es un grupo humano apalancado emocionalmente, es también un factor de correlación de todos sus activos. Así, los riesgos asociados a las actividades empresariales e inversiones financieras individuales de los miembros de la familia son también riesgos para el negocio compartido y el proyecto común, y viceversa.

Además, argumentó, “es conveniente poner en marcha políticas de protección del patrimonio familiar, como diseñar una estrategia fiscal preventiva y realizar acuerdos prematrimoniales que eviten arriesgar la estabilidad del negocio familiar y el patrimonio de toda la familia”. También recomendó definir la estrategia de inversiones de forma disciplinada y evitando tomar decisiones emocionales.

El presidente de la fundación Numa recalcó a su vez la importancia de contar con un equipo profesional que ayude al empresario a implementar la estrategia patrimonial definida, que debe ser acorde con la estrategia familiar y empresarial de la familia. A la hora de seleccionar de asesores, consultores, consejeros y agentes exteriores del negocio sugirió, además de evaluar de sus capacidades técnicas, asegurarse la empatía y el compromiso de éstos con los desafíos y necesidades del negocio y de la familia.

Por último, José Ramón Sanz subrayó la necesidad de gastar con inteligencia y mantener el espíritu empresarial a lo largo de las generaciones para conservar el nivel de vida de la familia empresaria. Y finalizó su intervención con un último consejo: “No estamos obligados a invertir sino a conservar nuestro patrimonio”.

Sala de prensa

Jose Ramón Sanz en "El Economista"Entrevista a José Ramón Sanz en “El Economista”:
“En el negocio familiar las inversiones también pueden crear riqueza”
http://www.eleconomista.es/pais_vasco/noticias/5261972/10/13/Jose-Ramon-Sanz-Numa-Los-administradores-deben-conocer-no-saber-es-delito.html

http://www.camarabilbao.com/ccb/contenidos.item.action?id=786374&menuId=noticias